probióticos en menores

Probióticos en menores de 5 años. ¿Es recomendable?

Probióticos en niños menores de 5 años

En artículos anteriores, hablábamos sobre qué son los probióticos y sus beneficios para la salud en general. Tras analizarlo en profundidad, la conclusión es que los probióticos son seguros para la mayoría de la población. Los probióticos en menores de 5 años también son sin duda un aliado para el mantenimiento de las defensas en plena forma.

Durante los primeros 1.000 días de vida (hasta alrededor de los 2 años), el desarrollo de nuestra microbiota es esencial para evitar la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles en el futuro. Uno de los factores que influye en la salud es la alimentación, pero no el único: el modo de parto, la prematuridad o el uso de antibióticos son algunos de los factores que también pueden influir en las edades tempranas.

Es, por ello, que ante casos de disbiosis[1] de la microbiota, se deben tomar medidas que la devuelvan al estado de equilibrio, donde los probióticos tienen beneficios demostrados.

Aplicaciones de los probióticos en niños

Su uso está extendido en diferentes patologías pediátricas, principalmente gastrointestinales, donde se ha demostrado su eficacia reduciendo la duración y gravedad de la diarrea. Como ya hemos explicado, cada vez cobra mayor importancia el mantenimiento de una microbiota intestinal saludable en edades tempranas, siguiendo una alimentación saludable y evitando el sedentarismo. Además, en algunas ocasiones el empleo de probióticos y prebióticos pueden ayudar al correcto mantenimiento del organismo. El uso de probióticos cada vez está más extendido y, en los últimos años, se ha comenzado a aplicar con otras funcionalidades, por ejemplo, en el mantenimiento de la microbiota cutánea o el sistema inmunitario.

Pero, ¿cómo podemos estar seguros de que estamos eligiendo un buen probiótico?

¿Qué debemos tener en cuenta?

A la hora de elegir el probiótico, es importante tener en cuenta la cepa que lo compone. ¿Por qué? Cada cepa y la cantidad adecuada para cada patología son diferentes. Conocerla nos permitirá saber si estamos enfocados en el beneficio que deseamos conseguir.

Deben estar avalados científicamente. Un probiótico, cuya cepa cuente con la evidencia científica que le proporcione rigor, calidad y seguridad al producto, será una mejor opción que uno que no cuente con ello. Consulta a tu médico o farmacéutico de confianza si te surgen dudas.

Si, además de lo mencionado, cuentan con otras características como que sea fácil su toma, el sabor sea agradable o no dañen los dientes; se convierten en nuestra opción perfecta.

Un probiótico indicado para niños que cuida de su microbiota oral

Si necesitas un probiótico que cuente con todas las características mencionadas y ayude a mantener una buena microbiota oral en niños, Probactis Strep® Kids contiene la cepa Streptococcus salivarius K12, la cual está avalada con 40 publicaciones científicas y 19 estudios clínicos en niños y adultos.

Gracias su cómodo formato (sobres para niños de menos de 5 años y en pastillas para chupar para niños de más de 5 años) y su sabor a fresa, tomarlo es una tarea más sencilla. Además, no contiene gluten, ni azúcar y no daña los dientes.

Comienza a cuidar de la salud de su microbiota desde que son pequeños, ¡mantén oídos y garganta en plena forma!

Descubre más información aquí sobre este producto:


[1] Disbiosis: hace referencia a un desequilibrio en el número o tipo de colonias microbianas que han colonizado al hombre. Fuente: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/glossary/disbiosis/

Referencias:

  1. Román Riechmann E., Álvarez Calatayud G. Empleo de probióticos y prebióticos en pediatría. Nutr. Hosp. vol.28 supl.1 Madrid ene. 2013 https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013000700010
  2. International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics (2019). Probiotics. [Figura] http://4cau4jsaler1zglkq3wnmje1-wpengine.netdna-ssl.com/wp-content/uploads/2019/04/Probiotics_0119.pdf
  3. Gut Microbiota for health. Glosario: Disbiosis. https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/glossary/disbiosis/
  4. Álvarez Calatayud, Guillermo. La microbiota intestinal y su importancia en los primeros 1.000 días. https://www.elprobiotico.com/microbiota-intestinal-primeros-1000-dias/
  5. Randi J. Bertelsen; Elizabeth T. Jensen; Tamar Ringel-Kulka. Use of probiotics and prebiotics in infant feeding.
Comparte ahora este contenido: