sistema inmunitario

Quieres un sistema inmune fuerte? Protege tu microbiota Oral

En el confinamiento se ha hablado mucho de lo qué es la microbiota oral, ya que ha habido un importante cambio de hábitos hacia un estilo de vida saludable buscando tener un sistema inmune fuerte. En este punto entra el cuidado de nuestra microbiota, a la que le afecta nuestro estilo de vida, alimentación o la toma de antibióticos. Existen diferentes tipos de microbiota, como la vaginal o intestinal, pero en este artículo nos centraremos en la oral.

Pero entonces, ¿Cómo influye la microbiota oral de cara a tener un sistema inmune fuerte?

La microbiota oral humana es el conjunto de microorganismos, bacterias, hongos, virus y protozoos, que habitan en nuestra cavidad oral y que son fundamentales para garantizar la correcta función fisiológica, evitar el desarrollo de enfermedades y ayudar a tener un sistema inmune fuerte.

Está formada por casi 700 especies diferentes, siendo la segunda microbiota más diversa, sólo por detrás de la intestinal. Dentro de todos los microorganismos que lo componen, las bacterias son los principales que la habitan, siendo la mayoría beneficiosas para nuestro sistema inmunitario. Algunas de estas especies de bacterias son capaces de producir compuestos, como las bacteriocinas, que funcionan como un mecanismo natural de defensa que nuestro organismo para actuar contra los patógenos que intentan infectar al huésped. Aunque la palabra bacteria pueda asustarnos, no te preocupes, poseen muy baja toxicidad para la especie humana y son necesarias para nuestra salud en la cavidad oral.

Además, es una de las más estables, ya que un tiempo después de la finalización de ingesta de antibióticos, la microbiota oral de las personas adultas vuelve a estabilizarse.

Por qué es importante tener en cuenta los microorganismos de la boca?

La principal razón es que la zona de la boca está expuesta constantemente a factores ambientales, siendo una entrada de multitud de patógenos. También está expuesta a múltiples variaciones externas de temperatura que pueden provocar alteraciones que a su vez producen patologías.

Por tanto, cuidar nuestra microbiota oral para que se mantenga en equilibrio es un buen método de prevención de problemas de salud en vías respiratorias altas como la Otitis Media Aguda o la Rinusitis, ya que ambos -oído y garganta- están comunicados.

Una nueva tendencia: los probióticos.


Actualmente, no existen alternativas concretas para la prevención de las infecciones de las vías respiratorias altas, por lo que es muy recomendable que las personas que las sufren de forma recurrente apuesten por soluciones que refuercen las defensas del organismo y ayuden a la reducción en el número de infecciones. Algunas cepas probióticas especificas ayudan a mantener nuestra microbiota oral equilibrada y favorecen un aumento de nuestras defensas naturales.

Los microorganismos probióticos cuando se administran en cantidades adecuadas han demostrado tener un efecto beneficioso para la salud. Si decidimos complementar nuestro cuidado con la toma de probióticos, es importante elegir un producto seguro, avalado y focalizado en el beneficio que queremos conseguir.

Probactis Strep® es un probiótico que contiene la cepa Streptococcus salivarius K12, que favorece una microbiota adecuada del oído y la garganta en niños y adultos. Clínicamente probado, con 40 publicaciones científicas y 19 estudios clínicos.

Cuéntanos, ¿Cuánto conocías sobre la microbiota oral? ¿Cómo la cuidas?

Referencias:

  1. Mira Obrador, A. (2016). La microbiota oral en G. Álvarez Calatayud, A. Maros y A. Margolles (Ed.), Probióticos, prebióticos y salud: Evidencia científica. (1º ed., pp. 11–18). Editorial Ergon.

Comparte ahora este contenido: