Preguntas frecuentes

PROBACTIS Strep® en sobres entre los 12 meses y los 5 años.
Pastillas para chupar de PROBACTIS Strep® desde los cinco años.
Estabilizante (Isomaltosa), Streptococcus salivarius K12, antiaglomerante (estearato de magnesio), aroma de fresa, colecalciferol (vitamina D3). Puede contener trazas de proteína de leche.
Maltodextrina, fructooligosacáridos (FOS), Streptococcus salivarius K12, aroma de fresa, colecalciferol (vitamina D3). Puede contener trazas de proteína de leche.
Streptococcus salivarius K12 es de origen humano.
Algunos desórdenes autoinmunes/reumáticos están asociados con la disfunción de las glándulas salivales y la xerostomía. La xerostomía se asocia con mayores riesgos de, por ejemplo, gingivitis, portadores, halitosis, etc. De hecho, el Streptococcus salivarius K12 también tiene beneficios contra la halitosis. Sin embargo, no permitimos que se promuevan estos beneficios en asociación con PROBACTIS Strep®
Normalmente el K12 no sobrevive al paso por el estómago debido al bajo pH (1,5-2 pH, después de las comidas es especialmente alta y recomendamos tomar PROBACTIS Strep® después de las comidas). La probabilidad de que PROBACTIS Strep® – al menos los ingredientes activos – llegue al sistema gastrointestinal, por lo tanto, es muy baja.
Ante la duda, recomendamos preguntar a su médico.
A partir del décimo día se alcanza la colonización suficiente para garantizar el beneficio del producto.
Los probióticos son en general críticos para cualquier persona que esté inmunosuprimida. Por lo tanto, PROBACTIS Strep® no debe ser tomado por los consumidores con contraindicaciones que incluyen la inmunosupresión iatrogénica, la hipersensibilidad, etc. En caso de duda, por favor consulte con un profesional de la salud.
Recomendamos tomar el producto bajo la supervisión del médico durante el embarazo y la lactancia.
El contenido de azúcar está resaltado en el envase y los consumidores que sufren de diabetes podrían manejarlo en consecuencia. En caso de duda, recomendamos estrictamente consultar con un profesional de la salud.
Sinusitis y laringitis: No tenemos datos clínicos sólidos que apoyen los beneficios de PROBACTIS Strep® en sujetos que sufren de Sinusitis o Laringitis. Sin embargo, hemos observado en uno de nuestros ensayos clínicos (Di Pierro y otros 2016) una reducción del número de episodios de laringitis, aunque el número de episodios totales era bajo y, por lo tanto, los datos tendrían que ser confirmados en un ensayo más grande.
Neumonía: Streptococcus salivarius K12 produce, entre otros, Salivariacina B, que se sabe que inhibe Streptococcus pneumoniae (Wescombe et al. 2009 y Wescombe et al. 2012), un patógeno clave que participa en el desarrollo de la neumonía. El estudio de Manning et Al. (2016) investigó la inhibición de la adherencia neumocócica al epitelio faríngeo células que demuestran el modo de acción de PROBACTIS Strep® y su efecto sobre el Streptococcus pneumoniae y las infecciones bacterianas asociadas. La publicación destaca la inhibición de Streptococcus pneumoniae y estados: “Diseminación de neumococos desde la nasofaringe a otros sitios del cuerpo puede dar lugar a enfermedades como la meningitis, la sepsis, la neumonía y la otitis los medios de comunicación”. La colonización de PROBACTIS Strep® se extiende más allá de la cavidad oral e incluye nasofaringe o tejido adenoide (Power et al. 2008). Basándonos en esto, concluimos que PROBACTIS Strep® inhibe el Streptococcus pneumoniae y que disminuiría significativamente la incidencia de la neumonía desde la propagación del Streptococcus pneumoniae a otros sitios del cuerpo, lo cual representa uno de los mecanismos clave para la neumonía.
Otras enfermedades: Según Pierro y otros (2016) los beneficios de PROBACTIS Strep® demuestran la reducción de los síntomas no estreptocócicos en enfermedades como la traqueítis, faringitis viral, rinitis, gripe, laringitis, enfermedades agudas otitis media y enteritis.
El mecanismo subyacente de los productos probióticos es equilibrar/cambiar el sistema inmunológico. El principal mecanismo de PROBACTIS Strep® es la inhibición de los patógenos que participan en las infecciones del tracto respiratorio superior. Sin embargo, en la literatura sobre los factores de riesgo de las infecciones recurrentes de las vías respiratorias se identifican las alergias como factor de riesgo (Zhang y otros, 2014). Dado el hecho de que si se sufre de alergias es más probable que se desarrolle una infección de las vías respiratorias, es más probable que se encuentre en el grupo objetivo de PROBACTIS Strep®.
La maltodextrina es un agente de carga y tiene propiedades de transporte para los probióticos. Es un ingrediente alimentario seguro y reconocido en la industria farmacéutica y de suplementos alimenticios.
Gluten: El producto no contiene ningún cereal que contenga gluten.
Lactosa: La única fuente de lactosa en PROBACTIS Strep® es el liofilizado Streptococcus salivarius K12. Al mismo tiempo, S. salivarius K12 pertenece a la bacteria del ácido láctico y el azúcar. El perfil de fermentación indica que la lactosa es metabolizada por S. salivarius K12. Por lo tanto, durante el proceso de fermentación, la cantidad de lactosa presentada en un liofilizado final se reduce significativamente. De acuerdo con la especificación de S. salivarius K12, el contenido total de azúcares es 3,9%. Por lo tanto, el contenido teórico de lactosa en una dosis única de PROBACTIS Strep® sería de 1,95 mg si no se metaboliza la lactosa en glucosa y fructosa durante la fermentación. De acuerdo con el Panel de la EFSA Opinión científica sobre los umbrales de lactosa en la intolerancia a la lactosa y la galactosemia (EFSA Journal 2010;8(9):1777), la gran mayoría de los sujetos con mala digestión de lactosa pueden tolerar hasta 12 g de lactosa en una sola dosis sin síntomas o con síntomas menores.
Para todos los demás alérgenos, por favor, compruebe la declaración de alérgenos.
Debido al menor contenido de lactosa (ver alérgenos arriba) el producto no es 100% vegano. No conocemos un umbral claramente definido.
El producto no contiene ninguna sustancia animal y las materias primas utilizadas están certificadas como Kosher, aunque el producto en sí no lo está.
El dióxido de silicio se reconoce como generalmente seguro.
Una revisión publicada en 2014 examinó la relación entre la fructosa y la caries y las pruebas encontradas que corroboran una asociación entre la ingestión de azúcar y la caries son moderadas (Freeman 2014). El examen también considera que puede ser beneficioso limitar azúcares a <5% E (consumo total de energía por día) para minimizar el riesgo de caries dental. Es decir, 25g o 5 cucharaditas por día, mientras que la pastilla PROBACTIS Strep® contiene sólo 635 mg (el 0,14 % del máximo diario).
De este modo, podemos concluir que:
a) el contenido de fructosa es demasiado bajo para tener un impacto en desarrollo de caries, b) PROBACTIS Strep® inhibe el Streptococcus mutans la principal causa de caries,
b) el tipo de azúcar desempeña un papel importante en el desarrollo de la caries y la fructosa es menos crítico que otros tipos de azúcar (por ejemplo, la sacarosa).
El Streptococcus salivarius forma parte de la cavidad oral normal y representa el microorganismo dominante en la cavidad oral (véase Amoroso y otros, 2003). El Streptococcus salivarius es “inmune” a su propia salivaricina para protegerse de sus “propias armas”, pero dicha salivaricina funciona como un mecanismo de protección contra Streptococcus mutans, las otras especies principales que se encuentran en la cavidad oral (véase Amoroso et al. 2003). Streptococcus salivarius compite con Streptococcus mutans en la cavidad oral y la salivaricina es su arma contra el Streptococcus mutans, por eso la salivaricina funciona principalmente contra otros estreptococos (por ejemplo, los ácaros estreptocócicos, véase Amoroso y otros, 2003).
Por lo general, la variación en el grupo de probióticos (o más generalmente el grupo de tratamiento) es mayor.
Para algunos pacientes la medicación tiene mayores efectos para otros más bajos, etc., mientras que la variación (o desviación estándar) en el grupo de placebo es comparativamente baja porque los efectos del placebo no tienen variaciones tan altas. Por lo general, en los ensayos clínicos el presupuesto es la limitación factor. Debido a las limitaciones presupuestarias, a menudo se elige “añadir” más pacientes al tratamiento para obtener significativos y sólidos resultados de estudio ya que normalmente necesitan tamaños más grandes en el grupo de tratamiento para obtener hallazgos robustos debido a la mayor variaciones. Sin embargo, mientras no haya diferencias significativas entre los dos grupos identificados, todo funciona bien.
De hecho, la trituración de la pastilla es una opción y ha sido reportada por los consumidores y varios mercados. Sin embargo, hemos desarrollado una fórmula en polvo para sobres que proporciona a los niños menores de tres años los beneficios del PROBACTIS Strep®.